medallas esmaltadas y bañadas

El esmalte es el material de color para las medallas más tradicional. Su color puede conservarse en las medallas durante 100 años sin decolorarse. Comenzó en la dinastía Ming Jingtai, y sólo era azul cuando se creó por primera vez.  

El esmalte tiene muchas propiedades excelentes. Es suave, resistente a las agresiones mecánicas o químicas, duradero, puede mantener colores brillantes en las medallas durante mucho tiempo y no es combustible. Entre sus desventajas destaca su tendencia a romperse o hacerse añicos cuando el sustrato es sometido a deformaciones o esfuerzos.

En Fundimak innovamos con la fabricación de las mejores medallas personalizadas con esmaltes bicomponentes y  posteriormente un secado al horno para su cristalización. El resultado es un llavero elegante con un color brillante y muy duradero.

Las medallas bañadas se inventaron a principios de 1990. Sustituye a algunos de los productos más auténticos, porque la apariencia es similar a la real, y puede reducir los costos, la entrega más rápida y más colores para elegir. 

En Fundimak encontrarás las mejores medallas bañadas en diseños casi infinitos. Disponemos de  todos los baños para darle a la pieza diferentes acabados: plata, plata vieja, plata satinada, oro, oro viejo, oro mate, cobre, cobre viejo, níquel, níquel mate, níquel free, níquel negro, níquel viejo, níquel satinado, latón, latón viejo, pavonado.

Descubre nuestro catálogo de medallas. ¡Te encantarán!